La magia de los libros bilingües – Entrevista con Reto Bilingüe

Hace unas tres semanas, estuve en entrevista en el podcast de Reto Bilingüe.  No había tenido la oportunidad de subir el link aquí al blog y pues aquí está.  🙂

Me encantó esta experiencia puesto que pudimos platicar sobre la magia de los libros bilingües.  ¿Y cuál es esta magia? Da clic aquí y entérate.

Aquí platicando con Minerva Ortega, creadora del podcast Reto Bilingüe

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Tips para que tu peque aprenda las letras del abecedario

If you want to read this post in English, click here.

Aprender las letras del abecedario e identificar cómo suenan las letras, son los primeros pasos para empezar a leer.  Si quieres ayudarle a tus peques a aprender las letras, aquí te dejo 7 tips para aprenderlo.  Es muy importante tomar en cuenta que los toddlers no pueden estar sentados mucho rato y que la actividad debe de mantenerlos entretenidos.  La idea es que aprendan mientras juegan.

  1. La canción del abecedario.

Ya sea con la clásica melodía de siempre o una versión más nueva, cántenla juntos muchas veces.  La idea es que la repetición les ayude a recordar las letras.

  1. Deletrea su nombre.

Aprender a deletrear su propio nombre les encantará a tu peque.  Puedes empezar poco a poco enseñándoles la primera letra de su nombre en diferentes libros o letreros.  Puedes escribir su nombre mientras dibujan juntos diciendo cada letra en voz alta.  Muy pronto lo escucharás decir “!J de Juan!”.  Puedes hacer lo mismo con otras palabras: “M de mamá”, “P de papá”, o alguna palabra relacionada con un tema de su interés, como los dinosaurios o los animales.

  1. Conecta los puntos.

Esta es una variante del tip anterior.  Pueden formar las palabras con puntos para que tu peque los una.

  1. Colorear la letras y un dibujo que empieza con esa letra.

Esta es una actividad calmada que pueden hacer juntos.  Te recomiendo empezar con pocas letras a la vez, entre dos y cuatro, dependiendo de cuánto tiempo pueda retener su atención.  Yo creé este alfabeto de animales en inglés y español, y lo puedes bajar aquí.  Alternativamente, también puedes buscar otros abecedarios en internet dependiendo de lis intereses de tu pequeño.

  1. Veo, veo, ¿qué ves?

Esto es el equivalente en inglés de jugar I spy.  Puedes hacerlo como canción o solamente hablándolo.  Este juego es ideal cuando hay que esperar en un lugar o cuando van en carretera.

Un jugador ve algo, por ejemplo, la nube que empieza con “N”.  El jugador comienza diciendo “Veo, veo…” hasta que alguien más adivine qué es lo que empieza con esa letra.   Para ver cómo va la melodía puedes ver este link en YouTube.

También, aquí te incluyo las versiones en inglés y español para que las puedan jugar:

Veo, veo, ¿qué ves?

Una cosita

¿Y qué cosita es?

Empieza con la “N”

I spy

With my Little eye

Something that

begins with the letter “N”

  1. Busca letras en letreros.

Cuando andes por la calle, puedes hacer hincapié en las letras de un letrero grande.  Por ejemplo, “F de Fátima”.

  1. Leer… y mucho!

La lectura siempre será una de las mejores bases para aprender las letras del alfabeto y sus sonidos, sobretodo cuando tus niños solitos muestran interés por las letras.  Hay un sinfín de libros con el alfabeto ya sea en español o en inglés de diferentes temas, tipos de ilustraciones, algunos tienen rimas, otros texturas interesantes.  En fin, hay para todos gustos.

Si buscas libros del alfabeto solo en español, esta lista tiene muy buenas opciones.

Si buscas libros del alfabeto solo en inglés, esta lista también está genial.

Estos por supuesto, en adición a “Zoológico Bilingüe” 🙂

Espero que estos tips te hayan inspirado a jugar con las letras y ayudarle a tu peque a aprenderlas de manera divertida.

Si quieres compartir un tip que no haya incluido aquí, no dudes en escribirlo en los comentarios.

¡Feliz lectura!

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Cómo sacarle jugo a los libros del abecedario de tus niños

A veces nuestros niños nos piden leer el mismo libro una y otra vez, tanto que hasta nos los sabemos de memoria.  En el caso de los libros de alfabeto, no tienes solamente que leer de la A a la Z en orden y de corrido.  Aquí te pongo algunos tips para que tu viaje por las letras sea más entretenido.

  1. Enfócate en la ilustración y en el sonido de la letra.

Pregúntale a tu peque qué es, para qué sirve, de qué color es.  Cuando te diga la palabra enfatiza el sonido de esa letra.

Si es un armadillo, puedes decir “AAAAArmadillo”.  Si es un dinosaurio puedes decir “DDDDDinosaurio” y así sucesivamente.  La idea es que asocie ese fonema con la letra que está viendo.

 

  1. Equivócate.

Esto funciona muy bien para niños de más de 3 años.  Puedes fingir equivocarte ya sea en la letra o en la ilustración.  Si tu niño ya se sabe esa letra, le va a dar muchísimo gusto corregirte.  Si no se da cuenta o no te corrige, tal vez todavía le falta un poquito para aprenderla, corrígete tú solo e inténtalo en otra ocasión.

  1. Describe las ilustraciones.

Puedes hablar de algo que te llame la atención de la ilustración, ya sea los colores, las formas o las expresiones de los personajes.  No olvides también ser expresivo en tu tono de voz.  Por ejemplo, “¡pobre pececito! ¡se lo va a comer el cocodrilo!”

  1. Nombra palabras diferentes con la misma letra.

No hay por qué limitarse solo a la palabra que está dibujada.  Pregúntale a tu peque qué otras palabras empiezan con esta letra.

  1. Pídele a tu hijo que use su dedo para escribir sobre la letra.

Puedes empezar haciéndolo tú y luego ellos te pueden copiar.  Esto es genial si las letras en el libro tienen texturas o están torqueladas, o si hay letras escondidas dentro de las ilustraciones.

 

Estos son mis tips para sacarle jugo a tus libros del alfabeto.  Si tienes tips diferentes a los que incluí, no dudes en compartirlos en los comentarios.

¡Feliz lectura!

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

¿Qué pasó con la “CH“ y la “LL“?

Puedes leer la versión en inglés aquí.

Sé que te lo estás preguntando ¿Qué pasó con la “CH“ y la “LL“?

Llegó un momento en el que me estaba preguntando si tenía que dibujar una chita y una llama.  No me acordaba si la CH y la LL eran parte del abecedario.  Tengo recuerdos vagos de repetir A, B, C, CH, D… pero a final de cuentas, ¿qué no la CH es la combinación de la C y la H juntas, y la LL es simplemente la L repetida?

Resulta que la Real Academia Española excluyó la CH y la LL del abecedario en 1994.  Toda la explicación está en este link.  Ya te imaginarás que yo aprendí el alfabeto mucho antes. 🙂

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Tu biblioteca local

Este mes fuimos a la biblioteca y como siempre sacamos entre 10 y 20 libros infantiles para mi hija.  Generalmente, de 20 libros que sacamos terminamos leyendo 4 ó 5 todos los días.

No sé por qué, pero de repente recordé que aunque en mi casa crecí rodeada de libros, la verdad es que ir a la biblioteca no era algo que hiciéramos para entretenernos una tarde de fin de semana.  No sé si es por crecer en los 90’s y eso no se usaba o simplemente en México no lo acostumbramos.

Me acuerdo también que en mi colegio teníamos una biblioteca.  El piso era el típico piso de mármol (¿tal vez?) como con piedritas grises.  Había también mesas de metal y sillas de metal con asientos cafés.  Todos los libros eran custodiados por la Virgen María y para sacar un libro había que llevarlo a una ventanilla donde la monjita bibliotecaria te sellaba el libro.  Todo es un recuerdo vago, lo que si recuerdo es que aunque estaba ahí la biblioteca, no la visitábamos muy seguido.  Después en la prepa y en la universidad, la biblioteca era un lugar menos serio, pero la mayoría de los libros eran de texto y más bien pasaba tiempo ahí para hacer tareas.

Aquí en Australia, veo que mi hija puede disfrutar una biblioteca mucho más amigable.  Podemos ir a escuchar lecturas de cuentos en voz alta o ir a la hora de canto para bebés.  En las bibliotecas que me han tocado conocer por este lado del mundo, hay una zona para niños, donde sí hay que hablar en voz bajita, pero no se siente la tensión de romper el silencio.  También hay sillitas de colores vivos y los libros para los más pequeños están al alcance de los niños.

Una muestra de algunos de los libros bilingues disponibles en mi biblioteca local

Hay bibliotecas que tienen cursos para la comunidad como tejer, computación y grupos de conversación para practicar inglés o tu idioma natal, o clubes de lectura.  En México, aunque las bibliotecas no son tan de fácil acceso, un gran porcentaje de municipios tiene una.  Si quieres darte un tiempo el próximo fin de semana, una simple búsqueda en Google te ayudará encontrar las opciones más cercanas a tu casa y podrás confirmar si tienen algún programa para niños.

Así que te invito a ir a tu biblioteca local el próximo fin de semana y que saques un montón de libros con tus peques.  Si te animaste a ir, cuéntame ¿cómo te fue? ¿qué libros están leyendo?

Hasta luego y ¡feliz lectura!

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

5 razones para que tu bebé sea bilingue

Si estás leyendo esto, los más probable es vivas en un país donde se habla otro idioma y te has preguntado si sería una buena idea hablarle a tu bebé en español en lugar de hablar el idioma local, o empezaste a hablar con tu bebé en español pero te contesta en el otro idioma, o notas una diferencia abismal entre el vocabulario en el idioma de tu nuevo país y el español.

Tal vez te preguntas si vale la pena y si mejor tiras la toalla y lo aprende después.  Si has pensado esto, te voy a dar 5 razones por las que perseverar y que te motiven a seguir hablándole a tu bebé en español:

  1. Los niños aprenden más rápido que los adultos.

Los niños, especialmente los bebés y los toddlers, están desarrollando su cerebro a mil por hora y es por eso que son unas esponjas para aprenderlo todo.  Todo se les pega mucho más rápido. Así que mientras más pronto estén expuestos a otro idioma es mejor.   Pero no te detengas en sólo hablar y leer.  Canciones, caricaturas, y sobre todo contacto con otras personas que hablan en ese idioma pueden ser una gran ayuda en incrementar el español en su vida.  Una buena idea es buscar un playgroup en tu localidad para que tenga amiguitos con quienes conviva en español.

  1. Expones a tu hij@ a otras culturas desde pequeñitos.

El aprender otro idioma no es sólo para poder comunicarte con personas de distintos países. El idioma forma parte de la identidad y la cultura de un país.  Saber otro idioma siempre te dará un entendimiento y aceptación de otras culturas.  El mundo es cada vez más pequeño y qué mejor que darle a tu peque la oportunidad de ser un ciudadano del mundo.

Por otro lado, es muy padre darse cuenta que en países nórdicos hay muchas palabras para decir nieve, mientras que español podemos decir te quiero o te amo.  Hay palabras que simplemente no tienen traducción.

  1. Los ayuda a ver las cosas desde una perspectiva diferente.

En un estudio publicado en el 2015 por la Universidad de Lancaster (Reino Unido), se concluyó que las diferencias linguisticas influyen en cómo las personas bilingües perciben los eventos.  Para esto compararon personas que hablan inglés con personas que hablan alemán, ya que son idiomas con gramática diferente.  Es por eso que los participantes de habla alemana se enfocaron en el orden de los eventos, mientras que los angloparlantes se enfocaron en la acción en sí.  ¿Será por eso que en inglés decimos ‘I dropped the vase’ (tiré el florero) y en español decimos ‘el florero se cayó ‘.  Como diría mi mamá  ‘seguro le salieron piernas y saltó’.

  1. Los hará más competitivos en el futuro.

De acuerdo a diferentes estudios, un candidato bilingüe siempre tendrá oportunidad de ganar más que alguien monolingüe.  Por ejemplo, en México un trabajador que habla inglés puede ganar un mejor sueldo y hay vacantes que ni siquiera consideran a candidatos que no tengan este segundo idioma.

Otra ventaja es que se ha demostrado, es que hablar otro idioma te hace más creativo.  En un estudio publicado en el International Journal of Bilingualism en 2012, se encontró que los niños bilingües tuvieron mejores resultados que los niños monolingües.  El aprender otro idioma desde temprano, ayuda a los niños a tener procesos del pensamiento más eficientes.  Tal vez es que ser bilingüe abre caminitos en el cerebro que no existirían con un solo idioma.

Y por experiencia propia te puedo decir que saber otro idioma, me ha ayudado a encontrar soluciones o información que simplemente no estaba disponible en español.

  1. Te ahorrarás dinero en clases intensivas de idiomas.

Ok, es posible que aún cuando hables otro idioma con tus peques va a llegar la hora en que necesitarán ayuda con cosas más difíciles como la gramática y la escritura pero si tienen una buena base, aprender esto será mucho más fácil.

Por cierto, leer mucho es la mejor manera de aprender gramática y sobretodo es un gran aliado para tener buena ortografía en cualquier idioma.  Si inculcas este hábito le estarás dando a tu peque un gran regalo.

libros dr seuss

En definitiva, hablarle a tu bebé en otro idioma no es fácil, pero el esfuerzo ¡vale la pena!

Y mamá… gracias por obligarme a aprender inglés 🙂

¡Mucha suerte!

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Reading aloud: Millie goes to space

I just wanted to share the read aloud of my first book ‘Millie goes to space’.  I hope you and your kids enjoy it!

Erika

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Leyendo en voz alta: Millie va al espacio

Aquí te comparto la lectura en voz alta de mi primer libro ‘Millie va al espacio’.  Lo estoy leyendo en español del libro en su versión bilingüe.

¡Espero que tú y tus peques lo disfruten!

Erika

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Millie va al espacio / Millie goes to space is available on iTunes!

So I finally got around editing the book so it can work out on in iTunes.  It is a little bit more difficult than doing it on Amazon but I think I will get used to it for the next book!

I decided to do this because a lot of the people I know, especially in Australia do not have an Amazon account!

You can download the book here.  And please, if you and your child enjoyed it, please leave me a review so other parents can find it.  Thank you!!

Erika

Facebooktwittergoogle_pluspinterest